AJIMEZ     2018
Todas las fotografías de José Antonio Palomo




 



ENERO

El Mira es un río portugués que discurre por unos 145 km antes de desembocar en el océano Atlántico en Vila Nova de Milfontes. Es de los pocos ríos de Portugal que fluye de sur a norte, como el río Sado. En su tramo final el río Mira forma parte del Parque Natural do Sudoeste Alentejano e Costa Vicentina, donde las mareas se hacen notar hasta Odemira, a 30 km de la desembocadura. En las proximidades de esta última localidad se cultiva el bambú para distintos usos (jardinería, artesanía, mobiliario, etc.).



 


 FEBRERO

Los enclaves elevados, que permiten el control del territorio en paisajes llanos y facilitan la defensa, han sido ocupados en la Península Ibérica desde la prehistoria, particularmente durante la Edad del Bronce (II milenio a. C.). Su ocupación se ha mantenido en el tiempo, adquiriendo una especial relevancia en épocas de conflicto. Durante la Edad Media, la presencia musulmana y después la ocupación cristiana, reactivaría este tipo de enclaves con construcciones defensivas, como los castillos de Magacela (izquierda) y Medellín (derecha). La ocupación humana de estos territorios queda patente también por la presencia de monumentos megalíticos, como el dolmen de Magacela, en primer plano en la fotografía.

 
 
 MARZO

La Reserva Natural Garganta de los Infiernos, en el Valle del Jerte (Cáceres), es uno de los paisajes más espectaculares de la región, donde destacan las enormes marmitas excavadas por el agua en el sustrato granítico. Sin embargo, en las zonas altas de la sierra, la vegetación sufre frecuentemente la quema intencionada, provocando la deforestación y la erosión del frágil suelo de las cabeceras de las cuencas fluviales.


 


 
 ABRIL

La cordillera del Atlas es un sistema montañoso que recorre, a lo largo de 2400 km, el noroeste de África. Su formación es consecuencia de la colisión entre las placas Euroasiática y Africana durante el período terciario. El Atlas separa las costas del mar Mediterráneo y del océano Atlántico del desierto del Sahara y, de hecho, es uno de los factores que provocan la sequedad de este desierto. Aquí se eleva el monte Toubkal, el pico más alto de toda África del Norte, con una altitud de 4.167 msnm. Desde su cima se vislumbra un extenso e interesante paisaje geológico (izquierda). En el camino de ascenso, en los valles más abiertos, se encuentran algunas aldeas de población bereber que subsiste precariamente. La vida es especialmente dura para las mujeres, que se ocupan de tareas como el acarreo de forraje, soportando cargas desmesuradas incluso bajo la lluvia.

   MAYO



 
 
 JUNIO


   SEPTIEMBRE


   OCTUBRE


   NOVIEMBRE

   DICIEMBRE


VOLVER A INICIO       2012     2013     2014   2015   2016    2017